Pio Torroja – seminarios

seminarios – talleres – charlas

el proceso constructivo

Seminario 4 – elprocesoconstructivo
Tectura, devenir colectivo de lo arquitectónico

abril 2020, seminario online

Del objeto al hiperobjeto, construir es construirse, la radical distribución  del arché. 

Si la producción de objetos, como la que aparece en los esquemas del diseño y la arquitectura, ya no es posible sin una afectación profunda del sujeto, podemos seguir pensando en términos de control y determinación del objeto? La noción de objetos-mundo o hiperobjetos nos permite pensar una dimensionalidad que no es ni tecnológica, ni natural, que es topológicamente diversa de la heterogeneidad del objeto como producto de un sujeto, una dimensionalidad envolvente que transforma cualquier pretensión de causalidades lineales. Es por ello que las esferas internas de lo humano no pueden evadirse de la relacionalidad e inmersión en los hiperobjetos, los conceptos de objetividad y exterioridad de los hechos pierden sentido ante la relación com-pleja donde individuo y medio son inseparables. 

En un escenario como este, la producción de conocimiento no puede sostenerse en un esquema objetual y toda operatividad será interior y exterior simultáneamente, es como si, por ejemplo las ciencias psicológicas y las técnicas arquitectónicas fueran una sola; como si el diseño y el autoanálisis no pudieran separarse. 

Si la arquitectura determinaba la época de un comando por fuera de la operatividad, el jefe y el tecton, la época de los objetos mundo libera al tecton de un principio único, y distribuye el arqué en la doble relacion que tienen las partes con un todo que paradojicamente se achica progresivamente. 

El problema de lo tectónico, como campo y como sujeto histórico no reconoce un dominio particular, es una tensión e incompatibilidad en y entre los modos de existencia, en y entre los modos de la relación del individuo con el medio; no es un problema de centralización sino de congruencia y pasaje entre modos que se presentan hoy como in-diferentes, no es un problema de control abstracto sino un problema afectivo-emotivo, única forma de acción colectiva. 

Seminario 3 – elprocesoconstructivo
Origen político de la arquitectura – téktōn, arkhé, isonomía

sábado 23 y 30 de noviembre de 2019, O11CE

La política es la invención de la politeia, que es la invención de la arquitectura, bajo la pregunta de cómo reunir en un principio y jefatura únicas las diferentes formas de mediación con el medio, es decir las distintas técnicas; la ciudad griega afronta la pregunta por la igualdad o la jerarquía de los esquemas contenidos en cada una de esas técnicas. La respuesta de la civilización occidental europea al esquema, ambiguo y ambicioso de los griegos, de igualdad política, y por tanto politécnica, es la arquitecturización de las mediaciones, es decir de su centralización de comando, y del espacio. El Estado moderno es un retorno al carácter religioso, adémico y anómico, siempre detenido en el vacío de su carácter excepcional latente.

Este seminario es parte del ciclo construcción-tectura y se enfoca en la génesis del de la archi-tektōura en el medio de la invención de la política, ésta es un salto de la ciudad a la polis que se da en Grecia entre los siglos IV y V aC. La política de la polis ha devenido en parte un fantasma que recubre el actual sistema de gobernabilidad económico a su vez apoyado en un orden soberano ademico en el que la realidad edificada es determinante.

La hiperterritorialización humana del medio circundante, desatada desde el neolítico, sobresaturó toda relación constructiva con el mundo; lo constructivo se polarizó en una dimensión cultural y una dimensión técnica. La invención de la política-archi-tektōura puede ser vista como una resolución polémica y parcial de esta tensión entre cultura y técnica, entre poder y potencia.

El experimento político moderno, puede desde este punto de vista, comprenderse no como una mediación – entre técnica y cultura, entre la acción y la naturaleza – sino como la edificación progresiva de una frontera. El interior de esta frontera es un vacío artificialmente controlado, un espacio de pura interioridad que es cada vez menos habitable. El exterior, real pero accesible sólo a la moderna Ciencia, una cantera de categorías de exclusión y excepción, la Naturaleza.

Seminario 2 – elprocesoconstructivo
Territorio – Construcción, percepción, fenomenotécnica

sábado 31 de agosto, sábado 7 de septiembre de 2019

Hay dos fases de lo territorial que exploramos, y corresponden a dos dimensiones de lo real; una primera fases es la de la génesis de lo territorial, evento biológico que permite la emergencia simultánea del objeto y la psique; y por lo tanto del sujeto. Esta dimensión es como un retardamiento de las reacciones primarias – de huida y ataque, de alimentación y reproducción – del organismo con el ambiente. Este retardamiento es una maquina multiplicadora de potenciales, de asimetrías lentas y rápidas, es en este desfasaje del tiempo primario de la exploracion pura y de la reacción inmediata donde nace la percerpción, un buffer que es una dimensión en sí misma y que está destinada a devenir centro activo entre lo interior y lo exterior. El territorio es inseparable de la percepción como desfonde de las actividades sensibles primarias; una segunda fase es la progresiva amplificación de la percepción mediante la tecnología, la percepción se transforma en una actividad técnica, los órdenes de magnitud con que opera la ciencia y la técnica superan la sensibilidad humana; arriesgamos aquí una noción política de territorio como capacidad de pasaje entre los órdenes de magnitud humanos y transhumanos que van quedando encerrados en claustros técnicos o científicos.

Este seminario se enfoca en la génesis del territorio como solución de las tensiones constructivas internas al complejo geo-biológico; solución que, como caja de Pandora, abrirá múltiples dimensiones de lo real, lo perceptivo, lo objetivo, lo afectivo…

Siguiendo a Simondon podríamos decir que la percepción es el resultado provisorio de las tensiones en el complejo que forman individuo y medio – una amplificación por relentamiento de las relaciones de explotación entre ellos –  pero percepcion y territorio son partes de una misma génesis de la que objeto y la psique son unas de sus dimensiones más polarizadas. 

Hoy el mundo perceptivo humano está desfasado. Nuestra percepción biológica está mucho más acá de las dimensiones y órdenes de magnitud que registra y opera la ciencia y la técnica, la acción y la construcción; el ambiente está animado por batallas y masacres imperceptibles, las distancias en las que nos movemos son más chicas y más grandes que las noticias que nuestros sentidos tienen de ellas, los tiempos que determinan nuestras emociones exceden los ciclos de las vidas que son los de la cultura, los instantes también son infinitamente más breves que nuestras reacciones…  

Seminario 1 – elprocesoconstructivo
Origen geo-biológico de la construcción

sábado 1 y sábado 8 junio de 2019, O11CE

El término construcción puede ser aplicado a diferentes realidades sin ligazón entre sí; sin embargo es posible pensar que estos fragmentos “no corresponden a diferentes tipos de realidades, sino a etapas de una actividad única sometida a un proceso de desarrollo.”

La construcción, que puede entenderse desde una perspectiva biológica como una reorganización del medio, tiene que ser pensada fuera de la separación dual entre individuo y medio en la medida en que podamos aprehender el proceso constructivo en su origen; la construcción es una actividad de co-evolución de la díada medio-individuo, es por ello que la construcción tiene una dimensión pre-objetual y pre-perceptiva, debe hallarse en la materia antes de la emergencia de lo vivo. El proceso constructivo es una consecución de fases co-evolutivas o de génesis complejas, es decir, conjuntas, que darán como resultado nuevas dimensiones de los real.

Podríamos decir que hoy la dimensión objetiva de lo real se ha desfondado, causas y efectos se vuelven inextricables ante una medialidad planetaria; la inseparabilidad entre individuo y medio que proponemos en este proceso constructivo reaparece hoy en las nociones de objeto-mundo, hiperobjeto y tecnosfera. 

Las fases de este ciclo no son períodos sucesivos, sino más bien génesis que abren dimensiones en su mismo límite, lo constructivo opera en el borde entre lo físico y lo viviente; lo técnico es la amplificación conjunta del ser viviente y el medio; el territorio es la resolución de las tensiones tecnicas y constructivas de lo vivo y da lugar simultáneamente a la percepción y a la afecto-emotividad (doble relación de lo vivo con sigo mismo y con el medio)… así la arquitectura será, entre otros esquemas humanos, la resolución y la cooptación de las tensiones entre las técnicas abriendo un camino hacia el límite de lo perceptivo, lo tecnológico nacerá probablemente al mismo tiempo que la organización humana mega maquínica. Estos seminarios van recorriendo este ciclo, que termina y recomienza el ciclo en una fase tectónica (organizativa) de lo colectivo. 

técnica, cultura y estética

problemas contemporáneos a la luz de la individuación de G. Simondon

movimiento, percepción, invención – Breve introducción al ciclo de la imagen de Gilbert Simondon para artistas, diseñadxres y arquitectxs.

sábado 7 y 14 de julio, 2019

«La imagen mental es como un subconjunto relativamente independiente al interior del ser viviente sujeto; en su nacimiento, la imagen es un haz de tendencias motrices, anticipación a largo plazo de la experiencia del objeto; en el curso de la interaction entre el organismo y el medio, se convierte en sistema de recolección de las señales incidentes y permite a la actividad perceptivo-motriz ejercerse según un modo progresivo. Finalmente, cuando el sujeto es separado nuevamente del objeto, la imagen, enriquecida con aportes cognitivos e integrando la resonancia afectivo-emotiva de la experiencia, se convierte en símbolo. Del universo de símbolos interiormente organizado, que tiende a la saturation, puede surgir la invención que es la puesta en funcionamiento de un sistema dimensional más potente, capaz de integrar más imágenes completas según el modo de la compatibilidad sinérgica. Tras la invención, cuarta fase del devenir de las imageries, el ciclo recomienza, por una nueva anticipación del encuentro con el objeto, que puede ser su producción”. Gilbert Simondon, 1965-66

Simondon plantea una teoría genética de la imagen en la cual nos encontramos con tres fases (activa, perceptivo-cognitiva, afectivo-emotiva), siendo la sobresaturación de la última la que da pie para una nueva estructuración activa y un relanzamiento del ciclo: la invención.

Estas tres fases, asimismo, operan como grilla de inteligibilidad epocal para distinguir, en las culturas arcaicas una dominante activa, en las culturas clásicas una dominante perceptivo-cognitiva, y en las “culturas en su decadencia” una dominante afectivo-emotiva, el problema cultural actual es el del devenir incesante de la imagen en objeto y de éste en imagen, haciendo congruentes imágenes heterogéneas, amplificando la extensión, la resonancia y la tensión en el sistema imagen-recuerdo-objeto-invento.

Revolución o Arquitectura? técnica, política, estética

sábado 7 y 14 de julio, 2018

La revolución y evolución de los objetos técnicos podría entenderse como un proceso de exteriorización de las funciones biológicas humanas, a la vez estimulado y restringido por condiciones ambientales cambiantes, estimulando y restringiendo condiciones ambientales, y en sí mismo constitutivo del dominio psico-social en el cual las normas y valores vienen a realimentar estas funciones biológicas con significados culturales.

La arquitectura, revolución en la producción técnica del ambiente, mundo en el mundo, proceso de exteriorización de una membrana, proceso de interiorización de energías y modulaciones, pero también suceso en y del el medio ambiente, aún arrastra el arquetipo de una actividad estabilizadora para una sociedad estable. En el inconsciente de la arquitectura acecha el fantasma de una omnipresente pacificación, quizás por ello de be llamarse disciplina. En la búsqueda de una forma estable quiere pensarse como especie o género, se cierra en sí misma.

Qué potencialidades y problemáticas podemos encontrar en la arquitectura para construir esquemas de sinergia entre medio ambiente, tecnología y cultura que eviten cualquier inercia formal, cualquier tendencia a la estabilidad supuesta o impuesta?

Puede la arquitectura Argentina tomar como condición propia, la brutal y continua reconfiguración y del ambiente, de la tecnología y de la cultura desde la creación de la República y multiplicada en las últimas décadas?

Puede asumir la arquitectura local un estado pre-revolucionario como punto de partida?

Breve Introducción a la Estética de Simondon para artistas y arquitectxs – Una reflexion local sobre el devenir del sistema cultural

sábado 28 de abril y sábado 5 de mayo, 2018

¿Cómo surgen los diferentes modos de existencia en el colectivo humano? ¿Es posible trazar una historia del origen de la cultura y de los diferentes tipos de pensamiento para entender la posición y la potencialidad del pensamiento estético? ¿En qué medida el medio cultural local se está enfrentando a una autonomía que lo desvincula de fases de la realidad que le son complementarias?

La apuesta de la introducción es crear un mapa de orientación posible en un mundo donde la información y la tecnología superan las posibilidades de autonomía de las viejas instituciones culturales que conocemos.

Qué potencialidades y problemáticas podemos encontrar en la arquitectura para construir esquemas de sinergia entre medio ambiente, tecnología y cultura que eviten cualquier inercia formal, cualquier tendencia a la estabilidad supuesta o impuesta?

La hipótesis aquí es que el campo cultural, haciendo sistema en la institucionalización del Estado y en el establecimiento de un orden global mercantil (s XIX y XX) , se fue atomizando en esferas o dominós, géneros, perdiendo el rol mediador, traductor y transductor, asumiendo un rol de modulación, pero ganando una potencialidad más o menos inexplorada por los campos tradicionales de la cultura: la pregunta es si existen p rocesos de mediación ( operaciones estéticas usando el esquema de Simondon) por fuera de los esquemas institucionales. Cómo son esos procesos?

Otra forma que podría tomar nuestra pregunta es: si la potencia de la operación estética reside en la traducción (la in-formación) de modos de existencia entre sí, es decir en la generación de un modo nuevo, pero que incluya completamente a los modos existentes; es posible que esta operación sea generada como un modo específico o es una práctica de relación?