Laboratorio territorial

«Estamos convencidos de que el capitalismo ha entrado en una nueva etapa, una etapa en la cual el trabajo asalariado ha dejado de ser la relación social predominante del sistema socioeconómico…  a tal extremo que ser explotado en las condiciones legales vigentes es un verdadero privilegio.»  Ctep, 2015

El laboratorio de tecnología y territorio fue creado por m7red como una organización independiente en 2017 luego de un acompañamiento del devenir de la Economía Popular desde la crisis argentina del 2001. Funciona en el borde (dentro y fuera) del Movimiento de Trabajadores Excluidos (2003) como un espacio de invención (resolución de problemas) e investigación (construcción de problemas), reflexión y acción simultáneamente. 

Laboratorio: La palabra laboratorio retoma la vieja palabra labor en el sentido de trabajo, de la capacidad inventiva del trabajo en sentido universal y no jerárquico, y tiene el sentido estratégico de invertir su uso común actual, cooptado por procesos altamente formalizados, y fuertemente inscritos en relaciones de poder, modernización o innovación son los nombres que esta palabra toma en el campo de batalla del capitalismo, nosotros intentamos retomar la fuerza de la palabra invención en un sentido existencial, invención de formas de vida, rescatar del viejo paradigma del trabajo la capacidad de instalar mundos, de abrir dimensiones nuevas en lo real; pero hay que superar el concepto de trabajo, el trabajo se volvió formalidad y exclusión, sobra gente en los procesos de capitalización actuales; hoy hay invención porque hay exclusión, se inventa un mundo para vivir en él, se construye la propia casa para vivir en ella, se construye el propio barrio por sobre la exclusión urbana, pero se inventa también sobretodo porque hay un exceso de inventividad, de conocimiento, de coraje. 

El laboratorio es un espacio y un proceso de autoformación popular. Entendemos autoformación como el proceso colectivo y simultáneo de formación, reflexión e innovación de problemas colectivos (por colectivo entendemos la fabricación de una clase social abierta y heterogénea liderada por la clase popular). 

Autoformación es producción de conocimiento a partir de la resolución real de problemas concretos, situados en situaciones y lugares reales

Producción y formación para el laboratorio son inseparables, son dos caras de una misma moneda. 

No creemos en el método de aplicación de técnicas desde arriba para el formateo y resolución de los problemas ni en la transferencia de conocimientos o técnicas ajenas al campo del cual surgen los problemas. Los conocimientos existen y se componen, los conocimientos o tencias que llegan se agregan o componen con los existentes, composicion que puede no carecer de tensiones y contradicciones. 

Necesitamos transformar los problemas reales y concretos en escenarios de transformación social y política donde las personas y los conocimientos existentes tengan iguales derechos de ciudadanía, quedando transformados cada uno luego de su resolución colectiva. Sólo una transformación de estos saberes y técnicas da lugar a un verdadero proceso de invención colectivo, que sería un acontecimiento que refunda el colectivo. Un resto de actividades tecnicas o de gestión más habituales y automáticas tiene que tender a crear el caldo del acontecimiento de invención colectiva.

El conocimiento surge al enfrentar y resolver problemas concretos, por eso el método del laboratorio es la investigación popular, ya que es en el campo popular donde los problemas más complejos y urgentes están emergiendo.  Conocimiento y operatividad son una misma acción para la investigación popular. 

La investigación popular, que permite hacer universales conocimientos, modelos operativos y actitudes que parecen contingencias de una clase excluida, es un campo que permite la composición y la transformación de formas de hacer y formas de pensar provenientes de los más diversos campos de la sociedad.